«

»

Dic 04

LA HISTORIA OCULTA: GINO BERNARDI… EL SACERDOTE QUE RESUCITÓ A EL PAO

 

bernardi-avioneta

Accidentado con su avioneta con la cual surcaba los cielos en busca de ayuda y bienestar para habitantes de El Pao.

Argenis Agüero

El 11 de abril de 1950 llegó a El Pao Gino Bernardi, un sacerdote Italiano que le daría nueva vida al famélico pueblo cojedeño. Su primera anotación en el libro de gobierno de la parroquia señala: “las condiciones de la parroquia son de extremo abandono material y moral. La falta de sacerdote por el lapso de 30 años hizo posible la falta de casa canónica (prácticamente derrumbada) como también puso la iglesia en condiciones que reclaman un intervento eficiente so pena de perdida por entero… existen 6 campanas todas rotas. La casa cural, un enorme antro infestada de murciélagos, no tiene nada, ni luz ni agua, ni excusado. No hay un mueble. Hay una tinaja de agua y una cama, limpia por la circunstancia (…) Los habitantes del casco de la población no pasan de 500. Es necesario la restauración del templo y del pueblo entero”.

 

Comenzaron los avances

 

El 4 de junio, a pocos días de su llegada, Bernardi proyectó la primera película vista en El Pao. El 10 de octubre fundó un salón de música dotado con instrumentos que le fueron donados, por un valor de 8.000 bolívares; dos días después logró un comedor escolar para los niños paoenses y el mismo día bendijo la Virgen de mármol que instaló en el patio de la casa cural. Tres meses más tarde, el 04 de marzo de 1951, hizo refaccionar los pilares del corredor de la iglesia y la casa cural. El 5 de agosto de 1951 fundó una tropa de Boys Scouts con 35 muchachos. Dos meses antes, el 17 de junio, se habían iniciado los trabajos de reparación del techo de la iglesia y la escalera del campanario, a un costo de Bs 35.000. A comienzos de diciembre del mismo año fueron inaugurados 6 campanas nuevas y un reloj en la torre del templo, importadas de Suiza, a un costo de 22.000 bolívares.

El padre Bernardi, pensativo, accidentado con su jeep, al visitar comunidades rurales de El Pao en son de evangelización.

El padre Bernardi, pensativo, accidentado con su jeep, al visitar comunidades rurales de El Pao en son de evangelización.

El 12 de septiembre de 1954 llegó en visita pastoral Monseñor Gregorio Adam, Obispo de Valencia, se efectuaron bautismos y primeras comuniones, y Agustín Núñez Valarino realizó donaciones de telas y ropa a las niñas pobres de la población. El 16 de septiembre de 1954 se fundó un Kinder con 30 niños pobres; el 20 de noviembre se instaló la luz eléctrica en el pueblo, lo cual se logró gracias a la lucha y tenacidad del Padre Bernardi, tal como aparece en el libro de gobierno:

Desde 12 años hasta el presente El Pao tenía derecho para el disfrutamiento de su salto de agua a la corriente eléctrica; 25 KW diarios. La flojera de los concejales y la connivencia de los gobernadores con los muy ricos Branger de Valencia, dueños de la planta, dejó El Pao sin su derecho a la luz y al cumplimiento del contrato. El Cura párroco con una acción jurídica intentada a la compañía eléctrica “El Pao y la Cumaca”, y llevada adelante por un joven abogado tinaquero, José Carrillo Moreno, obtiene a los 6 meses la instalación de la luz día y noche y la consiguiente traída de la alta tensión. La alta tensión, único privilegio del Pao entre los pueblos de Cojedes al momento, permite la instalación de industrias eventuales”.

bernardi-organizo

Muchas actividades educativas, culturales y deportivas organizó el sacerdote Bernardi.

Ya desde enero del año anterior se venía planteando el conflicto con la empresa eléctrica, debido entre otras cosas a que esta se atrasaba en la cancelación de sus impuestos, además de que no contribuía efectivamente con el alumbrado del poblado, puesto que desde 1948 había firmado un contrato con la municipalidad paoense para el suministro de la energía, pero esta era insuficiente, de apenas 25  Kw, pese a que el servicio debía ser de 24 horas diarias este se suspendía a tempranas horas de la noche.

 

Continúa el rescate de El Pao

 

El 12 de julio de 1955 fue creada la escuela de labores femeninas, dirigida por la Hermanas Ravosco, llegadas de Italia. El 12 de octubre se fundaron “Las Exploradoras”, única tropa juvenil femenina de Scouts del país. El 08 de diciembre el gobernador Aldo Novellino le regaló a la parroquia un nuevo Harmonium y con ello se fundó un coro de niñas cantoras.

bernardi-con-temblador

Junto a un niño, Bernardi sostiene un Temblador sacado del río Pao.

El 02 de diciembre de 1955 fue construido un Convento que, junto al Kinder, ocupó la vieja área del antiguo Beaterio, todo a un costo de Bs 182.000, sufragados por la gobernación. Dos años después, en mayo de 1957, el Cura instaló en el Kinder una Virgen de mármol traída de Italia. El 24 de junio de ese año Monseñor Adam dispensó una nueva visita pastoral al poblado. Al año siguiente, el gobernador Quintana Archila le regaló al Padre Bernardi una planta eléctrica y altoparlantes, para que realizase su labor misional en los campos paoenses.

El 30 de mayo de 1958 se firmó un contrato de trece clausulas, entre el Concejo del Pao y la empresa “Electricidad de Carabobo C.A.”, que había adquirido a la anterior empresa de electricidad, documento en el cual entre otras cosas se indica que dicha empresa se obligaba a suministrar gratuitamente el número de lámparas equivalente a 25 KW, según lo determinare el Concejo, mientras que el Concejo autorizaba a la empresa a vender la energía eléctrica en el pueblo según las tarifas pautadas para Valencia, exonerándola del pago de impuestos por tal ingreso; por otro lado, la empresa se comprometió a brindar mantenimiento a las redes de alumbrado público y privado, excepto el cambio de bombillas, cuyo costo sería sufragado por la municipalidad; el Concejo otorgó en arrendamiento, además de las 40 hectáreas ya concedidas a la anterior empresa, otra cantidad hasta llegar a 100 hectáreas, con el objeto de facilitar el buen servicio de las plantas hidroeléctricas existentes, pero ello sin causar ningún incremento en el monto a cancelar por dicho arriendo, el cual seguía siendo de Bs 500 mensuales, pagaderos al vencimiento de cada mes.

El 1º de abril de 1959 concluyeron los trabajos de restauración del templo, gracias al aporte de Bs 48.000 del gobierno nacional y otros 5.000 otorgados por la gobernación. Se construyó un techo nuevo y repararon 4 arcos agrietados, trabajos ejecutados por la empresa de Francisco Fanelli en 2 meses. En su visión progresista el sacerdote compró una avioneta marca Piper, que trajo a El Pao el 05 de mayo de ese mismo año, e hizo construir una pequeña pista de aterrizaje en las afueras del pueblo. El 07 de diciembre de 1959 se procedió a la reparación de la pintura y los frisos de la iglesia. Estos trabajos terminaron el 20 de enero de 1960 y de inmediato comenzó el de los altares, datos reflejados también en el citado libro de gobierno: “Viene un artista italiano, Gnesotto, y con el respeto formal de los cánones artísticos del arte colonial se restauran los altares. Los altares son a cargo de las familias más representativas del Pao. Colaboran los Yanes, los Uzcátegui, los Abinazar, Bruguera, etc; también las Hijas de María y las Damas del Carmen costean los gastos relativos a los altares de La Milagrosa y del Carmen. El importe  de los altares y la iluminación es de Bs 10.000”.

Resultado de imagen para iglesia de el pao cojedes

Templo San Juan Bautista de El Pao, fue remodelado por gestiones de Bernardi.

El 08 de marzo de ese mismo año se ordenan los trabajos del piso del templo, así lo cita el libro: “Hoy por la buena voluntad del gobernador del estado, Sr Ladislao Iturriza, se decretó la refacción del piso de la iglesia. Gana la licitación una compañía venezolana y de inmediato se procede a la destrucción del viejo piso hecho en 1889 según dice en el piso mismo. El precio total de la obra es de Bs 37.000 y se hará con un mosaico especial de tipo colonial. Para Semana Santa deberá estar hecha la capa de cemento. Luego para el 9 de mayo se hará el resto. En el lapso de un año se rehízo de nuevo el techo, el friso, la pintura y la restauración de los altares, y el piso”.

El 04 de abril fue inaugurada una Virgen de mármol instalada en el Kinder, importada de Italia y donada por la señora de Jantzen, de Valencia, y el 05 de mayo fue inaugurada la cancha de Volibol y Basquetbol, a un costo de 25.000 bolívares. El 11 de junio de 1960, con la presencia del Obispo Monseñor Gregorio Adam, fue inaugurada la reconstrucción del templo.

Logros y más logros

El 24 de junio de 1961 el Padre Bernardi inauguró una capilla en el caserío Gamelotal, obra ejecutada por el sistema de autoconstrucción: la mano de obra fue aportada por los vecinos y el Cura aportó 1.000 bolívares en materiales. En esta capilla fue colocada una imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro. Cuatro meses después, el Padre instaló un televisor en El Pao (probablemente el primer aparato que llegó al pueblo), donado por el gobernador Ladislao iturriza, con el objeto de atraer los jóvenes hacia el catecismo.

El 17 de marzo de 1963 el Cura señala que había logrado construir una pista de aterrizaje en el caserío Simona, y anuncia la pronta construcción de otra pista en el caserío Laya. El 1º de abril de ese año el sacerdote anuncia que ese día se inauguraba una piscina pública en el jardín de infancia, cuyo costo estimado en Bs. 5.000 fue donado por el Central Yuquero El Pao. Ese mismo mes llega un norteamericano traído por Bernardi, cuya misión era enseñar deporte a los jóvenes del pueblo y enseñar inglés a los interesados. El 30 de mayo se inauguró el alumbrado nocturno en la cancha deportiva de la iglesia, con lo cual se ampliaba el horario de prácticas para los jóvenes. El 25 de junio llegó al Pao, en su primera visita pastoral, el  nuevo Obispo de Valencia, Monseñor José Alí Lebrún.

 

Un cura por los aires

 

El 29 de abril de 1964 fue concluida la pista de aterrizaje en el caserío Laya; su ejecución correspondió a los propios vecinos, lo cual facilitaba la labor desarrollada por el Padre en esa zona, ya que en avioneta solo tardaba 4 minutos desde El Pao, mientras que en vehículo tardaba 3 horas. El 7 de agosto Bernardi fue obsequiado con una avioneta nueva, marca Piper Cherokee, donada por un grupo de personas de Valencia, junto al aporte de Rafael Yanes (propietario del Central yuquero), y la empresa Avensa. La avioneta tuvo un costo de Bs. 74.000 y el sacerdote la fue a buscar a Curazao. El 15 de noviembre fue concluida la piscina pública comenzada el 7 de junio, producto del esfuerzo conjunto de Charitas, el Central yuquero y el gobierno estadal.

Resultado de imagen para iglesia de el pao cojedes

Ruinas del convento de El Pao.

El 5 de abril de 1965 fueron ejecutados varios arreglos en el templo; también se rehízo de nuevo el techo de la Sacristía y se empezó a dorar el altar mayor, los trabajos realizados por el maestro Luis Acosta concluyeron el 26 de diciembre de ese mismo año. El 16 de diciembre fue concluida la escuela artesanal, trabajos empezados 10 meses antes a un costo de 128.000 bolívares, más la dotación que alcanzó a 38.000 bolívares; allí se brindaría educación artesanal a los jóvenes mayores de 10 años de edad.

El 6 de enero del año 1966, día de Reyes, la misión militar norteamericana repartió aguinaldos a 300 niños paoenses. Tres semanas después, el 30 de enero, fue concluido el parque recreacional “Fray Nicolás de Igualada”, creado en dos hectáreas de terreno cedido por la municipalidad, con apoyo de Charitas  a un costo de 5.000 Bs; además de las tres fuentes instaladas se soltaron especies de fauna silvestre local (venados, báquiros, osos palmeros, etc.) con el objeto no solo de estimular la recreación, sino también de generar un sentido de valoración de la naturaleza. En dicho parque un grupo de psicólogos norteamericanos construyó una cancha de bádminton.

Desde el 12 al 14 de marzo de ese mismo año el Obispo José AlíLebrún permaneció en el pueblo del Pao en visita pastoral, manteniendo reuniones con todos los sectores representativos de la zona, y hasta el propio Gobernador se trasladó desde San Carlos a dispensarle una visita al prelado. El 15 de marzo de 1966 Bernardi acota, en el libro de gobierno, que el viejo órgano de la iglesia (que en dos oportunidades habían intentado reparar) sería reparado, y en esta ocasión dicha labor se realizaría por decreto del Gobernador del estado, a un costo de 5.000 Bs, trabajo que fue encomendado a un técnico colombiano de nombre Manuel Aldana, con lo cual aspiraban dar nueva vida a la reliquia musical del templo.

1 comentario

  1. dilvis

    y porque no colocan la cantida de oro q se llevo y q la avioneta la conpro con ese oro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!