«

»

Ene 10

Gobierno debe atender con urgencia crisis del transporte en Cojedes

 

Carlos Hernández.-

 San Carlos, enero 9.- Es tan grave la crisis del transporte en el estado Cojedes por el déficit de unidades colectivas, que se está poniendo en práctica el indebido uso de camiones no aptos para trasladar pasajeros, al parecer como única alternativa, sin que hasta ahora las autoridades correspondientes se hayan pronunciado.

Los cojedeños que sufren a profundidad la crisis que agobia a Venezuela (como es la escasez de alimentos y medicinas, la ausencia del dinero en efectivo, la inseguridad y deficiencia de los servicios básicos), padecen ahora agudamente el problema del transporte público, lo cual genera angustia en la gente que responsablemente debe trasladarse a toda hora desde sus casas a los sitios de trabajo, estudio, acudir a clínicas u hospitales por motivos de salud o simplemente para realizar las diligencias personales que día a día se requieren.

Frente a la plaza Manrique de esta ciudad, lejos de toda norma para un terminal de pasajeros, se ha colocado una parada de colectivos para la población de Manrique. Allí se pudo observar el uso de un camión cava para transportar personas -como si fuesen mercancía- lo cual si ciertamente “resuelve” (ante la indiferencia o incapacidad de actuar a quienes les compete la materia) no deja de ser preocupante, denigrante y peligroso.

 Pero no es ese el único caso, sino uno de tantos, no sólo en San Carlos, sino también en Tinaco, Tinaquillo, Las Vegas, y en cada uno de los municipios que conforman esta entidad llanera, sin comentar lo triste que ocurre en las zonas rurales donde la gente debe ir como el ganado u otros ejemplares de cría, agrupados en la parte trasera de camiones o camionetas.

La crisis del transporte crece por el deterioro de las unidades y las dificultades para repararlas, pues hoy en día debido a la hiperinflación cuando se deteriora un caucho, se vence una batería, se daña una parte mecánica, comprar un repuesto cuesta millones y millones de bolívares, casi inaccesibles para los trabajadores del volante o dueños de busetas o carros por puesto. Ya ni siquiera un lavado y cambio de aceite se puede hacer periódicamente ya que los costos son millonarios. Aunado a eso, la falta de nuevos vehículos para este sector, es evidente y preocupante. De manera que es incierto el destino de los servicios de transporte público en Cojedes y en Venezuela, mientras que la respuesta del Estado es lenta, insuficiente y cada vez más disminuida. Las autoridades tienen la palabra, porque la pueblo hay que darle respuesta y pronto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!