«

»

Ago 06

Santo Cristo de la Grita “el patrono de rostro sereno” que recibe las plegarias de los tachirenses

En el estado Táchira, entre las nebulosas montañas andinas del municipio Jáuregui se alza el valle de La Grita, una de las principales capitales religiosas de Venezuela. El 6 de agosto de cada año, miles de personas acuden en peregrinación para manifestar su agradecimiento y fervor hacia el Santo Cristo. Este 2018, se cumplen 408 años desde la transfiguración de su rostro, en un trozo de madera. 

La leyenda asegura que las facciones serenas del Santo Cristo de la Grita, fueron talladas por las manos de un ángel que acudió en auxilio de Fray Francisco, quien a pesar de su empeño no lograba esculpir el rostro de Jesús sobre la cruz, promesa realizada en 1610, luego de que un terremoto sacudiera los cimientos de la ciudad.  

Refugiado en el poblado de Tadea, el fraile franciscano comenzó a trabajar el nogal para dar forma a una imagen sagrada que  protegiera a los tachirenses de los embates de la naturaleza. El rostro del Santo Cristo, le causaría innumerables desvelos y preocupaciones, pues estaba decidido a no plasmarle una expresión agónica, pero aunque trabajaba hasta caer rendido,  no estaba contento con el resultado. 

Frustrado por su falta de progreso, Fray Francisco se entregó a sus meditaciones, hasta una noche en la que despertaría al escuchar ruidos en su taller. Cuando se acercó para ver qué sucedía, presenció una ráfaga de luz que caía sobre el rostro terminado en una expresión serena, como era su deseo.  

El Santo Cristo pasaría dos años en Tadea, hasta 1612 cuando se le ordenó a los Franciscanos que se trasladarán nuevamente al convento de Santa Clara, reconstruido luego del terremoto. Con suinstalación en la capilla de aquel recintocomenzó una tradición que se mantiene hasta nuestros días. Desde entonces, la imagen ha sido custodiada con celo. En 2017,  fue nuevamente restaurada, Nepomuceno Hernández, rroco de la Grita, encomendó el proyecto al artesano local Miguel Márquez.

Los preparativos para la celebración del Patrono del Táchira, comienzan desde los últimos días de julio, cuando los miembros de la Cofradía del Santo Cristo trasladan la imagen sagrada desde su capilla, hasta el altar mayor en la Basílica del Espíritu Santo. 

Fieles  cargan la imagen del Santo Cristo por las Calles de La Grita 

Gritenses salen en una concurrida profesión, que entre cantos y alabanzas recorre las calles del pueblo, hasta el recinto sagrado dónde el Santo Cristo  descansará a la espera de sus peregrinos.

 

Tras la llegada de los fieles,  el “Santo Cristo de la Grita  volverá a trasladarse a su santuario 

En 1883, Monseñor Jáuregui al ver la devoción que le profesaban los tachirenses al “Cristo del Rostro Sereno”, lo nombró  Patrono de la Grita. Actualmente,  fieles piden a las autoridades eclesiales, que el Santo Cristo represente a todos los venezolanos como la Virgen de Coromoto. 

La celebración del Santo Cristo de la Grita  comienza oficialmente el 06 de agosto, (fecha que coincide con la fiesta católica de la transfiguración), cuando Jesús subió al monte Tabor junto a los apostoles: Pedro Jacobo y Juan, quienes vieron a su maestro transformarse ante sus ojos, tornándosele el rostro más claro y sus ropajes completamente blancos. Eso fue lo que ocurrió en Tadea, el fraile Transformó aquel trozo de Madera en Cristo”, manifestó el profesor Asdrúval Millán, cronista de la Grita.

El primer día de agosto salen los peregrinos, provenientes de todo el país y más allá de nuestras fronteras. Los fieles comienzan a llegar durante esa semana, y  el día 05, en la víspera de la festividad se ultiman los preparativos para adorar al Cristo del rostrosereno. 

El profesor Millán, explica que la celebración de Santo Cristo adquirió dimensiones multitudinarias en el año 1995. Como cada vez eran más las personas que llegaban desde destinos remotos, los gritenses tuvieron que hallar una manera para cobijar a la gran cantidad de fieles y fue así como se creó la Fundación Posaderos del Peregrino, iniciativa formada por voluntarios, que se encargan de proporcionar alimento y cobijo, a quienes arriban a La Grita la noche antes de la celebración. (Globovision)

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!