«

»

Oct 29

Bolsonaro electo presidente de Brasil con 55% de los votos

El ultraderechista Jair Bolsonaro, un exmilitar de 63 años nostálgico de la dictadura, ha dejado claro desde el primer instante que comienza una nueva era en Brasil.

Inmediatamente después de ganar este domingo con un contundente 55% frente al 44% de Fernando Haddad, Bolsonaro se ha dirigido a sus compatriotas por Facebook, ha rezado con su familia y ha comparecido en televisión sin mencionar a su adversario.

Con ese estilo de hombre duro que llama a las cosas por su nombre, que ha sido muy bien visto  (véase al estadounidense Trump, el húngaro Orban, el ruso Putin, el filipino Duterte, el turco Erdogan…), este capitán, en la reserva desde finales de los ochenta, ha logrado capitalizar la indignación que embarga a buena parte de los brasileños, el desencanto con la clase política de toda la vida, la rabia ante una corrupción que carcome a todos los partidos; un hartazgo generalizado del que Bolsonaro se ha aprovechado, presentándose como un ejemplo de limpieza y símbolo del cambio.

“Todos juntos vamos a cambiar el destino de Brasil”, ha dicho el ganador de los comicios a sus ocho millones de seguidores en FB. “No podemos seguir coqueteando con el socialismo, con el comunismo, el populismo o el extremismo de izquierda”. El presidente electo ha asegurado, ante la televisión y desde su casa en Río de Janeiro, que su Gobierno será “constitucional y democrático”.

Su rival, Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores, siempre en segundo plano en esta tensa, polarizada, sucia y violenta campaña, pese a ir recortando la ventaja no logró atraer suficientes brasileños a su planteamiento de que esta era una elección entre dictadura y democracia.

Para muchos brasileños desencantados y ansiosos de un cambio profundo, Bolsonaro es un regalo caído del cielo.

Cambio. Esperanza. Son las dos palabras que repetían los que salían de votar por Bolsonaro en el colegio Santo Agostinho de São Paulo, convertido en colegio electoral para brasileños empadronados en otras regiones y de paso por la ciudad. “Tenemos la esperanza de que pueda ocurrir algo nuevo, un presidente que haga algo por el país”, declaraba Edeuzina Maehler, comerciante jubilada de 67 años.

Precisamente para frenar ese cambio, la médica Sayoné Andrade de Moura, 32 años, de Salvador de Bahía, cambió la guardia dominical para depositar su papeleta por “la izquierda”. Tras seis años sin votar, ahora lo consideraba esencial: “Tengo miedo a revivir el período más oscuro de nuestra historia”, explicaba la mujer vestida con una camiseta con el lema “Lute como uma garota” (Pelea como una chica), que popularizó la número dos de Haddad, Manuela D’Avila.

El ganador tendrá que gobernar con un Congreso indomable de 30 partidos encabezados por el grupo del Partido de los Trabajadores (PT) con 57 diputados y el del Partido Social Liberal (PSL), de Bolsonaro, con 52, aunque este tiene más potenciales aliados. El ultraderechista ha encandilado a los mercados con sus promesas de privatizaciones en un país con un inmenso y rígido sector público gracias en buena medida a su gran asesor económico y futuro ministro de la materia, Paulo Guedes, doctorado en la Universidad de Chicago.

El país ha dejado atrás la recesión, pero está lejos de entrar en la recuperación con firmeza. (Globovision)

Si quieres recibir en tu celular esta y otras informaciones descarga 

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!