«

»

Nov 16

Parque Nacional “General Manuel Manrique”… un tesoro escondido en Cojedes

Exuberante belleza natural en el parque nacional Manuel Manrique al norte de Cojedes.

Prensa Ecosocialismo Cojedes.-

San Carlos, noviembre 16.- (Agronoticiasvenezuela.com.ve).- El Parque Nacional General Manuel Manrique “Tirgua” es un tesoro escondido dentro del estado Cojedes que tiene mucho que ofrecer a propios y visitantes por sus maravillas naturales.

Está ubicado entre los municipios Ezequiel Zamora y Anzoátegui en la región cojedeña, así como también en Nirgua, estado Yaracuy, contando con una superficie de 91 mil hectáreas.

Fue declarado Parque Nacional el 5 de junio de 1992 durante el gobierno del Comandante Hugo Chávez, quien a través de la Constitución del año 1999 impulsó las líneas para un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, como un derecho humano fundamental protegiendo de esta manera a los parques nacionales.

Deportes extremos en el parque nacional Manuel Manrique, puente Los Chupones sobre el río Tirgua.

Ocupa el 06,14% del territorio estadal teniendo en su interior caseríos autóctonos de la zona, con una población de un poco más de 3 mil habitantes solo en el estado Cojedes.

Es administrado y manejado por el Instituto Nacional de Parques (Inparques), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para el Ecosocialismo (Minec) con sede en cada región del país.

Flora y fauna exquisita del lugar

El espacio recreacional además de tener árboles milenarios y palmas que ocupan grandes extensiones del sotobosque (área de un bosque que crece más cerca del suelo por debajo del dosel vegetal), posee también diversidad de flores que le dan gran vistosidad a todos los confines del lugar, y por estar ubicado en la etapa de transición de la Cordillera Andina y Cordillera de la Costa se le pueden observar especies de flora y fauna típico representativas de ambos ecosistemas.

Para acampar en medio de la naturaleza.

La fauna al igual que la flora se encuentra distribuida en el ecosistema del parque nacional, y se pueden observar especies de mamíferos como el mono araguato, mono capuchino, cunaguaros, lapas, picures, cochino de monte, armadillo o cachicamo, por mencionar algunos de ellos. En la variedad de avifauna se pueden contemplar especies de colibríes, atrapamoscas, rapaces, tangaras, loros, pericos y en las especies de reptiles se observan las iguanas, diversidad en serpientes, entre otros.

Lugares ancestrales y naturales que vale la pena recorrer

Posee bellezas naturales y ancestrales que datan de muchos años de creación que fueron descubiertos a lo largo de la historia, tal es el caso de la Casona Antigua, ubicada en una hacienda de café, creada en el año 1616 y se encuentra localizada en el sector Cerro Azul, asimismo Las Ruinas de Tucuragua.

La casa del artista don Demetrio Silva, dentro del parque, es un museo.

En este paraíso terrenal se encuentra el camino real por donde antiguamente cursaban los españoles, también la Zona de Petroglifos labrados por los aborígenes, la hacienda Campo Elías, cursos y caídas de agua de 92 metros de altura, además de caídas de agua subterráneas de hasta 42 metros de altura, galerías y conchas acústicas naturales, terreno para alpinismo y montañismo, áreas para la natación, obras y peñascos tallados por aborígenes.

Los niños aprenden en este extraordinario museo.

En el lugar se realizan excursiones, se practica el ecoturismo, la recreación y el esparcimiento, así como deportes extremos, investigaciones científicas, campismo con pernocta y sin pernocta, senderismo, ciclismo y actividades culturales.

Se cuenta con un museo que lleva por nombre Don Demetrio Silva, cultor nacido y conocedor del Parque Nacional Tirgua. Este museo arqueológico exhibe piezas antiguas, entre ellas las talladas por los aborígenes, así como plantas desconocidas, galerías fotográficas, objetos de la guerra de la Independencia, la guerra federal, restos de animales desconocidos y en extinción, y está abierto para la visita de temporadistas, investigadores, estudiantes y todo el que desee disfrutar de sus instalaciones, siendo visitado anualmente por aproximadamente 12 mil personas.

Sin dudas, un tesoro escondido en tierras cojedeñas que brinda a propios y visitantes la aventura de disfrutar de un ambiente sano.

Fotografías UTEC Cojedes / Inparques

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!